fembarazo_adol-compressor

embarazo en adolescentes

La adolescencia es el periodo de vida entre los 10 y 19 años de edad, se caracteriza por una serie de cambios mentales, físicos y emocionales, que los llevan de la infancia a la edad adulta.

 

Durante esta etapa el adolescente empieza a descubrir su sexualidad, si lo hace de manera desinformada, puede poner en riesgo su bienestar y su salud, al estar expuestos a un embarazo en la adolescencia, infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH, entre otros.

 

Según los expertos, la edad más apropiada para ser madre es entre los 20 y los 35 años, ya que el cuerpo y la mente están mejor preparados para hacer frente a la responsabilidad de tener un bebé. El embarazo en la adolescencia se considera de alto riesgo y conlleva ciertas complicaciones.

Un embarazo en la adolescencia interrumpe el proceso de aprendizaje y crecimiento, en el padre y la madre adolescentes, sin embargo, es la mujer quién pone en riesgo su salud, junto con la salud del bebé, incluso su vida.

 

El embarazo en la adolescencia representa un alto riesgo tanto para la madre como para el bebé, de morir o sufrir complicaciones médicas graves, dado que la adolescente no está preparada ni física ni mentalmente para tener un bebé y asumir la responsabilidad de la maternidad.

 

La adolescente embarazada puede enfrentarse a diversas complicaciones:

 

  • Placenta previa. Puede ocasionar sangrado intenso potencialmente mortal para la madre y el bebé. Si el sangrado es profuso, el bebé tal vez necesite nacer de manera prematura, antes de que los órganos mayores, como los pulmones, se hayan desarrollado.
  • Preeclampsia. Hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20.
  • Parto prematuro. Causando bajo peso al nacer y un desarrollo poco óptimo.
  • Anemia. Puede causar niveles bajos de oxígeno en órganos vitales como el corazón, y ocasionar un ataque cardíaco.
  • Aborto espontáneo.
  • Bajo peso al nacer del bebé, debido a que el útero de la madre no estaba completamente desarrollado.
  • Problemas de salud del bebé y trastornos del desarrollo.
  • En los casos de embarazos de niñas de menos de 15 años, el bebé tiene más posibilidades de nacer con malformaciones.

 

Otras complicaciones:

 

  • Las madres adolescentes tienen más probabilidad de mostrar comportamientos malsanos, los cuales dejan al bebé en mayor riesgo de presentar crecimiento inadecuado, infección o dependencia de sustancias químicas.
  • Cuanto más joven sea la madre por debajo de los 20 años, mayor será el riesgo para el bebé de morir durante el primer año de vida.
  • Complicaciones personales y sociales de la madre adolescente: miedo al rechazo, falta de apoyo familiar y social, rechazo al bebé.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para evitar el embarazo en la adolescencia: limitar el matrimonio antes de los 18 años y aumentar el uso de anticonceptivos para los adolescentes.

 

Para prevenir, lo mejor es mantener a los adolescentes informados y brindarles una buena educación sexual que incluya el uso de anticonceptivos y los riesgos de un embarazo en la adolescencia.

El control prenatal oportuno y adecuado es de vital importancia para garantizar el nacimiento de bebés más sanos y la buena salud de la madre.

 

Así mismo, se hace hincapié en la importancia de llevar una alimentación saludable, practicar actividad física ligera y dormir bien.

 

Después del parto, conviene informar al adolescente sobre métodos anticonceptivos para evitar que quede nuevamente en embarazo.

 

De igual manera, es necesario estimular y ayudar a las adolescentes embarazadas y a las que ya han dado a luz, para que continúen con su educación y obtengan los conocimientos y habilidades necesarias que les permitan hacerse cargo de su hijo financiera y emocionalmente.

CONTÁCTANOS

Estamos contigo, acércate a nosotros para brindarte información en tema de orientación financiera, educativa, legal y de salud.

info@ventanillasjpls.org

+(123) 456 -7890